El ALTRUISMO: «No me debes nada, tan solo quiero AYUDARTE»