¿Qué se puede esconder tras unos tics?